970x250 Border Collie

Cómo enseñar a un pastor alemán a no morder

como enseñar a un pastor alemán a no morder

Si tienes un pastor alemán y quieres que no muerda, estás en el lugar correcto. En este post vamos a hablar sobre como enseñarle a tu perro a no morder con una guía paso a paso detallada.

Los beneficios de esta formación son muchos, como por ejemplo: una mayor seguridad para ti y tu familia, menos problemas legales si el perro muerde a alguien, etc. ¡Comencemos!

¿Por qué muerden los cachorros y los pastores alemanes adultos?

Los perros comienzan a morder como parte de su naturaleza. Los cachorros comienzan a experimentar la vida cuando están jugando, y es aquí donde comienzan a tejer el mundo que los rodea con sus dientes. Se pueden clasificar en dos categorías:

-Mordeduras exploratorias: Estos son accidentales y ocurren cuando juegan contigo o entre ellos mismos. Suelen ser inofensivos ya que no tienen las mandíbulas fuertes para hacer daño realmente, así como tampoco quieren lastimar a nadie.

-Mordeduras agresivas: Estas mordeduras son intencionales y se producen como parte de una pelea por el territorio, la comida o las hembras. Son mucho más peligrosas que las anteriores ya que pueden causar lesiones graves.

Los pastores alemanes adultos muerden porque están defendiendo su territorio, sus posesiones o su familia. Si no se enseña al pastor alemán a controlar esta conducta desde cachorro, es probable que se convierta en un perro adulto que muerde.

porque muerden los pastores alemanes

¿Cómo enseñar a un pastor alemán a no morder?

1. Conocer el motivo por el cual tu perro está mordiendo. Como ya mencionamos, hay dos tipos de mordeduras: las exploratorias y las agresivas. Es importante saber cuál es la causa de las mordeduras para poder comenzar con el entrenamiento de forma correcta.

2. Enseñar al cachorro a soltar cosas. Una de las primeras cosas que debes enseñarle es a soltar las cosas. Para esto, utiliza un juguete como el Kong o algo que se pueda romper en pedazos pequeños. Dale el juguete a tu cachorro y cuando lo suelte, premia con comida o caricias. Hazlo repetidamente hasta que consiga soltar el objeto sin problemas.

3. Enseñar al cachorro a no morder personas ni otros perros. Juega con tu cachorro como lo harías normalmente, sin embargo, cuando comience a morderte de manera no deseada, grita como si te hubieran lastimado y deja de jugar. Cuando se calme vuelve a jugar con él pero esté pendiente para que no repita la acción.

4. Enseñar al cachorro a aprender comandos básicos como “sentarse” o “quieto”. Estos son comandos básicos que le ayudan a entender los límites del comportamiento social. Premia cuando comience a entender los comandos y comienza por poco tiempo para que no se frustre ni aburra.

5. Enseñar al cachorro a ser paciente durante su comida o mientras recibe caricias. Cuando tu perro esta comiendo, acércate lentamente con la mano hasta que toque el plato de comida, si él trata de defenderla grita y aleja la mano bruscamente del plato (no le quites la comida). Si él te permite acercarte a comer de su plato, continúa haciéndolo hasta que termine de comer. Haz lo mismo con las caricias: acércate lentamente y déjale que te busque cuando quiera ser acariciado, si se muestra agresivo aleja la mano.

6. Dile “SÍ” cuando comience a hacer algo correctamente y lo reconozca como una orden positiva.

7. Siempre premia a tu perro cuando comience hacer las cosas bien, como por ejemplo comer su comida sin morderla o soltar un juguete. Incluso si no está en entrenamiento puedes darle algo comestible para que sepa que ha hecho lo correctamente.

8. Dedica tiempo para pasear y socializar, es importante que se relacione con otros animales porque esta actividad le ayudará a mantener la mente en actividad y evitará comportamientos como comer su comida sin morderla o soltar un juguete.

Cómo no enseñar a tu pastor alemán a no morder

1. Nunca uses violencia para enseñarle a tu perro a no morder. La violencia nunca es una solución y puede resultar en problemas futuros como el miedo o la agresividad.

2. Jamás comiences a jugar con tu perro de manera agresiva. Esto solo estimulará su comportamiento y comenzará a morder mucho más fuerte cuando quiera comenzar una pelea. Utiliza el sentido común para no lastimarlo ni ofenderlo.

3. No castigues al pastor alemán porque haya cometido un error en el entrenamiento, sólo corrígelo comunicándole que lo está haciendo mal diciéndole “NO” o “¡MAL!” para que entienda el comando.

4. Nunca le quites la comida mientras esté comiendo porque puedes perder su confianza y sentirse amenazado podría ser algo peligroso. Solo deberías intervenir si se va a lastimar o trata de comer cosas inapropiadas, en esos casos sí debes llamar su atención como si le hubieras hecho daño.

5. No dejes que tu perro se comunique con otros perros o personas hasta que tenga los comandos básicos aprendidos y pueda entenderte cuando esté jugando y te haga algo inapropiado como morder a un niño por ejemplo, en ese caso debes corregirlo negativamente para que entienda lo mal que está haciendo.

6. No dejes que otros le den golpes ni tirones de orejas, es importante mantenerlo sano y feliz siempre para evitar comportamientos agresivos.

7. Nunca comiences a jugar con tu perro como lo harías normalmente durante el entrenamiento. Si comienzas de manera agresiva comenzara también hacerlo y esto será muy difícil de corregir después así que procura siempre premiar cuando comience hacer algo bien o negativamente si repite un error.

Vídeo explicativo: Cómo enseñar a un pastor alemán a no morder

970x250 Border Collie